jueves, 6 de julio de 2017

[La Corte] Capítulo 5.2

El tiempo pasó como el fluir del agua. En un abrir y cerrar de ojos la última vez que se encontraron fue hace un mes. Como lo deseó Wei Cai, Li Jia De no fue a buscarlo ni lo acosó.

Wei Cai, al igual que en el pasado, iba y venía del trabajo con la apariencia tranquila y solemne. Solo él mismo sabía que, en una parte de su corazón, tenía un indecible hueco, doliendo silenciosamente.

Y cada viernes una vez que pasaba por el vestíbulo y veía aquel lugar en el cual originalmente ha estacionaba Li Jia De, el dolor se volvía más obvio.

Ese día después del trabajo, Wei Cai recibió una llamada telefónica.

“¿Hola? ¿Es el Señor Wei? Soy del club Nian Hua. Mañana en la noche estaremos celebrando una fiesta de colegas en el hotel Yang Tian. Me gustaría preguntarle si estará libre para participar.”

Nian Hua es un club para oficinistas en el que se registró la vez pasada. Lo cual es una moderna agencia de citas. Wei Cai lo pensó por un momento. Mañana es viernes, un predecible día de trabajo, debería ir y relajarme. Quizás hayan hermosas mujeres...

Con una sonrisa irónica por sus propios pensamientos, respondió, “Está bien. Estaré ahí mañana a tiempo.”

“Se realizará en la planta baja del club.”

“Entendido.”

Después de colgar, Wei Cai aún se quedó perdido por 5 minutos. Caminó a través de aquella pesadilla que había sucedido apenas hace unos meses, entonces finalmente regresó a la realidad.

Nuevamente terminó un día sin altibajos.

Regresó a su departamento vacío. Wei Cai, como siempre, se lavó las manos para comenzar a cocinar. Pero cuando todo estaba listo, viendo la comida humeante, de pronto sintió que no tenía hambre.

Se sentó ausente en la silla, mirando a través de la ventana. El cielo aún era un ligero azul. En ese momento, una mariposa daba un ligero baile como si fuese tras un aroma que no existe en el aire.

Quizás... la mariposa había estado en su propio mundo triste...

Ya fuese que su humor era bueno o malo, no se sentía con ganas de comer.

Pero de repente, realmente quiso fumar.

Viendo el humo ondulante elevándose en la pequeña habitación, Wei Cai, dañando su propia salud, obtuvo cierta tranquilidad en su corazón.

A quién le importa... ¡Mierda!
¿Qué derecho tiene le para decir ‘gustar’?... ¡Es demasiado egoísta!

¿Por qué decirlo en voz alta?

Sintiendo que su corazón, que tenía tan irrazonable furia y resentimiento, se había comprimido en una bola, Wei Cai no pudo evitar poner su mano sobre su rostro.

Lágrimas, no... Obviamente él había sido el único que lo rechazo. Cuando un hombre llega a esta edad, hacia las cosas que ha hecho, incluso si el arrepentimiento lo hace vomitar sangre, tiene completamente prohibido derramar lágrimas.

Repetidamente se advirtió a sí mismo. Se obligó a aceptar el hecho de que dicha sensación se había ido.

A pesar de que se sintió un poco enfermo, se levantó en la mañana. Wei Cai fue a la Yang Tian después del trabajo.

Sentado en el sendero cercado con flores, se encontró rodeado por un hermoso paisaje como el de Paris a principios del verano.

Pero Wei Cai aún no estaba de un humor romántico. Miró con frialdad a las chicas con maquillaje pesado que estaban frente a él, ni siquiera tuvo el deseo de conversar.

La voz del maestro de ceremonias siempre fue superficial y aduladora, “Hoy hay siete damas y siete caballeros. Empecemos con el primer número en el programa; la conversación en la mesa redonda para familiarizarnos entre nosotros.”

Las damas mostraron miradas tímidas y sonrieron. Los hombres tenían sus ojos puestos en sus propios objetivos, con una apariencia de un cazador en su ambiente.

Qué aburrido...

Pero Wei Cai aún estaba en espera con la idea ‘Ya que estoy aquí, bien puedo quedarme y sacar lo mejor de ello’. Honestamente, siguió con el programa y conversó con las mujeres. Esto en realidad no podría considerarse una plática.

Siguió con la etiqueta aburrida de preguntarse los nombres, edad, carrera, salario... al ver que las originalmente encantadoras y delicadas sonrisas de estas damas se fueron congelando lentamente cuando escucharon su salario, Wei Cai no se sintió herido en su amor propio, sino más bien tuvo el impulso de reír.

Estaba inmerso en el entretenimiento de esta aburrida plática y quedó totalmente inconsciente de que, al otro lado de la cafetería, había un par de ojos observándolo.

Retirando los ojos sobre Wei Cai, Li Jia De volvió su mirada hacia el chico sentado frente a él.

Los grandes ojos delicados y encantadores del chico, los cuales siguieron su línea de visión al otro lado del piso, vieron al grupo de hombres y mujeres sentados con rigidez y riendo, “¿Sabes qué es eso?”

Li Jia De no dijo nada y mostró una apariencia de ‘no me importa’. Tácitamente esperó por la respuesta.

“Es una reunión para formar parejas, formar parejas.” El chico simplemente rió hasta cansarse. “Realmente pasado de moda, es bastante gracioso...” A los ojos de estos jóvenes dónde la homosexualidad era considerada una rebelión de moda, las citas a ciegas eran cosas que estaban muy pasadas de moda, tanto que podían reírse hasta morir.

¿Cita?

Sin palabras, Li Jia De simplemente miró otra vez hacia aquella figura familiar.

Ya ha pasado un mes....

Wei Cai se había vuelto un poco más delgado pero aún así tenía los ojos brillantes y llenos de espíritu. Él estaba sentado frente a la mujer que seguía hablando, con una apariencia de modestia, de un caballero auto-disciplinado.

Ciertamente una persona normal, ¿hum?.

¡Hump! Reunión de citas... ¿usando el matrimonio como un prerrequisito para salir? ¿Esto es lo que llama los sentimientos que no obstaculizaran su futuro?

Sin humor de seguir sentado, Li Jia De se incorporó.

El chico quedó sorprendido por él, “Hermano De...”

“Vámonos.”

Sacó unos billetes de la cartera y los puso sobre la mesa, Li Jia De se dirigió hacia la puerta sin mirar al chico.

Wei Cai apenas y escuchó a la mujer con una voz cortés y distante, la cual discutía temas en los cuales no tenía el más ligero interés. Un fuerte impulso de querer fumar lo condujo a levantarse de su asiento.

“Lo lamento... tengo que ir al sanitario.” Ignorando la expresión perpleja de la mujer, él se paró en pánico. Casi como escapando, dejó atrás este incómodo lugar.

Mientras caminaba por las escaleras, Wei Cai buscó en su bolsillo para sacar el cigarrillo. Apresurado lo encendió, se paró contra el pilar en el pasillo y respiró profundamente. El picante aire insufrible pasó de s garganta hasta sus pulmones.

Se sintió entumecido y pesado hasta que salieron unas cuantas lágrimas. Sin embargo, fue solo ahora que sintió profundamente como si aún estuviera vivo.

La llovizna se había precipitado y daba contra su rostro. Wei Cai sintió oleadas de frialdad y no puedo evitar elevar su cabeza.

Al ver hacia la cafetería al otro lado y la persona parada frente a la puerta, quedó sorprendido.

Li Jia De estaba parado con frialdad, tenía un traje de alta calidad acompañando su atractivo y bien definido rostro, atrayendo los ojos de los transeúntes.

Pero era indiferente, lo veía con tanta frialdad. Aquellos ojos no tenían amor, tampoco odio. Solo hacía estremecer el corazón de las personas en frialdad.

El corazón de Wei Cai pareció congelarse.

El tiempo pareció haberse detenido.

En este mundo solo quedó la fría mirada como dagas de Li Jia De, y esta fría lluvia que no tenía sentido, apresurándose hacia ellos.

Estremeciéndose involuntariamente, la boca de Wei Cai dudó por un momento. El cigarro también bajo las escaleras.

Inconscientemente se inclinó para recogerlo. La magia finalmente terminó en este momento.

Una clara voz masculina resonó en el solitario aire frío. El dueño de la voz acababa de salir del baño. Casi se veía como si fuese a chocar a un lado de Li Jia De.

“Hermano De, ¿ya llegó el coche?”

La mano de Wei Cai que había recogido el cigarro se congeló de repente. Alcanzó a ver al chico. Con el cabello corto y a la moda, grandes y brillantes ojos, joven y ricas cualidades fueron reveladas mientras usaba una camiseta simple y jeans.

Si risa fue como una campanilla. La alegría fue liberada en el aire.

“Hermano De, el coche ha llegado. Me prometiste que me llevarías a tu casa para visitarla. en pensado en esto por largo tiempo...”

Sonriendo con lindura; ese era el juvenil encanto que nadie podía rechazar.

Una risa sarcástica pareció tirar de las comisuras de la boda de Li Jia De, “Está bien. ¡Pequeño gato salvaje! Sé que no puedes esperar...”

El asistente en la puerta se acercó hacia el brillante Lamborgini y abrió la puerta para ambos.

La deliberada voz frívola de Li Ji De hizo que Wei Cai inconscientemente enderezara su espalda y se incorporara.

Pero fue solo a tiempo para ver al chico sentarse en el asiento acostumbrado de Wei Cai y entonces ver como el llamativo coche se alejaba.

La llovizna golpeaba contra su rostro. Wei Cai casi se sintió como si estuviera bajo una fuerte lluvia de otoño.

Sintiéndose perdido sobre qué hacer, puso el cigarro en su boca, sin embargo se dio cuenta de que ya había sido apagado por la lluvia. Sacó otro de su cajetilla y lo encendió. Caminó solo, mientras que una red sobre el cielo soltaba delgada lluvia.

Fin del capítulo 5

Traducción al español: Siboney69
Traducción al inglés: forbidentry @ livejournal

Avance
10 de 19 Segmentos de capítulo
0 de 1 Epílogos
0 de 10 Segmentos de side story

7 comentarios:

  1. que triste cap no se si condolerme de WC o simplemente decir te lo mereces por idiota ... pero pobrecito se ve q esta sufriendo mientras q LJD parece divertirse sacandose el clavo con otro el si no tiene problemas en declarar q es gay abiertamente ... pero creo q se ha portado a la altura el se retiro y no molesto a WC como lo prometio le toca a este dejar sus complejos y dar el paso ....veamos q ocurre en el siguiente cap gracias por la trduccion siboney

    ResponderEliminar
  2. Esta novela tiene la capacidad de hacer que mi corazón se sienta pesado con las horas de dolor entre LJD y su amor no correspondido y WC y su amor reprimido por "moralidad"... Quisiera sentirme feliz cuando se reconcilien... Gracia Siboney

    ResponderEliminar
  3. Es verdad de WC rechazo el amor de LJD por sus creencias conservadoras, tenemos que comprender que a veces lo crían a uno con valores muy arraigados y es muy difícil cambiarlos de un día para otro, no es imposible pero lleva tiempo, pienso que WC puede creer que no era cierto lo que dijo que lo amaba, porque no basto sino un mes para cambiarlo por otro y hasta llevarlo a su apartamento y no creo que lo vaya a llevar simplemente a mostrarlo, WC puede pensar que hizo bien en rechazarlo, total al fin y al cabo lo puede cambiar fácilmente, LJD tampoco se puede quedar solo para siempre pero pudo esperar un tiempo prudencial para salir con alguien más, después de todo amaba a WC. No se puede buscar a otra persona cuando se tiene a alguien en el corazón, no es justo para nadie, uno debe ser sincero con sus sentimientos y no engañarse y menos herir a inocentes. Ojala todo mejore y dejen de hacerse daño, es muy doloroso verlos sufrir de ese modo. Gracias Siboney por tu esfuerzo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ayyy nooooo
    Coincido con MARIAKANG esto solo va a confirmar los temores de WC y ratificar que tomó la elección correcta al rechazar a LJD..buahhh
    Gracias Siboney por esta novela...aunque rompe mi corazón a cada rato *^_^*

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Ay pobre.. no se porque, pero lo último me pareció a uno de las peleas de Bai Louyin y Gu Hai xD espero y se arreglen... me ha intrigado la historia, es primera vez que leo una que este involucrado el ámbito laboral de la ley en sentido del estrado...

    ResponderEliminar
  7. Wow, este capítulo estuvo demasiado triste. La verdad los 2 tienen su manera de lastimarse mutuamente y a ellos mismos, pero aun así de alguna manera amo que no sea una novela rosa :'v me gusta que esten lejos para darse cuenta de lo mucho que quieren estar juntos.

    Gracias por traducir, como siempre♥

    ResponderEliminar